Balcón de la Garganta del Diablo

Se habilitó en tiempo récord el circuito “Garganta del Diablo” tras la crecida extraordinaria del río Iguazú

25/07/2013.

La Administración de Parques Nacionales – APN- dispuso en el día de la fecha la reapertura del circuito Garganta del Diablo, y autorizó a Iguazú Argentina®, empresa concesionaria del área Cataratas del Parque Nacional Iguazú, que permitiese nuevamente la libre circulación por los 1100 metros de pasarelas rebatibles que conducen al balcón mirador de la Garganta del Diablo, el salto de mayor altura del Parque Nacional Iguazú, restableciendo de este modo el funcionamiento integral del Parque.
El circuito mencionado, que se encontraba cerrado por el desplazamiento de 28 tramos de pasarelas de 12m de largo c/u; desde el 22 de junio pasado debido a un inusual aumento en el caudal de agua del río Iguazú, segundo en magnitud desde la inauguración de las nuevas obras, se rehabilitó en un plazo de 18 días desde que la crecida cedió. Este tiempo de recuperación, constituye un nuevo record, producto de la experiencia adquirida en situaciones similares anteriores, al comparar con la contingencia ocurrida en el año 2005, en la cual se desplazaron 33 tramos y la recuperación llevó 45 días.
Esta reapertura, en tan breve periodo de tiempo, es posible gracias a la nueva infraestructura de pasarelas rebatibles que permitieron –como lo prevé el protocolo en estos casos- rebatir las barandas y retirar el 50% de los pisos para evitar que la presión de agua dañe la estructura de hormigón de dichas pasarelas.
Las estructuras del circuito de pasarelas rebatibles, soportan la presión ejercida por un flujo de agua de hasta 4 m/s. Superada dicha velocidad de flujo, el bastidor de 12m de longitud y 4,5 toneladas de peso, que se encuentra apoyado de la estructura de hormigón que lo sostiene, se desplaza y es arrastrada por la corriente a una corta distancia, una vez que bajan las aguas. Sin esta moderna infraestructura, la reapertura del circuito implicaría una tarea de meses o años de reconstrucción, tal como ocurría antes del rediseño del Parque, debido a que en los modelos anteriores, no se separaban los puentes de las pilas de hormigón, y el empuje del fluido destruía toda la estructura hasta la base.
Todos los trabajo llevados a cabo por Iguazú Argentina®, estuvieron monitoreados y supervisados por el INTI, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, quien por expresa indicación de la Administración de Parques Nacionales –APN, controló todos y cada uno de los detalles necesarios para asegurar la corrección de los procedimientos utilizados así como las normas de seguridad de los mismos.
Una vez más, el modelo adecuadamente elegido por el organismo de contralor, la Administración de Parques Nacionales – APN, ha dado muestras de su solidez y conveniencia, ya que en tan sólo 34 días contando desde el cierre, pero sólo 18 de efectiva labor, el circuito se halla en condiciones de normal funcionamiento.
Reiteramos asimismo que los demás circuitos y senderos del área Cataratas del Parque Nacional Iguazú, también funcionan con normalidad, ofreciendo un espectáculo majestuoso que miles de turistas ya han disfrutado en este mes de Julio, según los datos aportados por directivos de Iguazú Argentina®.

Prensa: Iguazú Argentina